Víctor Mesa se ha alejado del Béisbol de Cuba y tal vez de manera irreversible

6901
Víctor Mesa se ha alejado del Béisbol de Cuba y tal vez de manera irreversible

Una característica común de la Isla ‘cortar alas’, aunque Víctor Mesa no lo expresa literalmente se nota que lo ha vivido en la entrevista que ofreció al periodista Jorge Ebro del Nuevo Herald .

Uno de los peloteros que más ha movido el interés por el Béisbol en Cuba, tanto como jugador que como mánager, para bien o mal, siempre polémico pero necesario, asegura que ya no va dirigir más un equipo en la mayor de las Antillas:

“No. Ese es un capítulo cerrado en mi carrera. Cuando tomo una decisión es para siempre. Siempre trabajé duro para buscar multitudes, llenar estadios, para que el Béisbol cubano creciera, pero estoy sin alas”, responde Mesa, quizás las palabras más fuertes del diálogo que sostuvo con Ebro.

Víctor Mesa, se ha alejado del Béisbol de la Isla y tal vez de manera irreversible, y en la contundencia de sus palabras se puede leer, un poco de dolor:

“Lo que no me va a sacar nadie es el ser cubano, estar en Cuba. Jamás estaré en contra de nada ni del sistema. Pero solo quiero dedicarme a atender la familia y ser mejor cada día ahora en la tercera edad.”

La prioridad del villaclareño, es sin dudas sus dos hijos: Víctor Víctor Mesa y Víctor Mesa Jr, que acaban de dar una excelente demostración frente a los 30 clubes de las grandes ligas y que se labran desde ya un tremendo futuro:

“Ellos son el orgullo más grande que tengo, y el sueño es que sean mejores que yo como peloteros. Otros lo han logrado. Puede ocurrir. El más chiquito fastidia diciendo que va a ser mejor que los dos, y el grande dice que eso hay que verlo, pero enseguida nos damos besos y abrazos. Son jaranas dentro de una familia de béisbol”.